Cuentos para quererte mejor

Los cuentos son las primeras historias que nos hacen soñar. Sueños que nos hacen crecer llenos de ilusiones por la vida, y que nos acompañan en nuestro camino como compañeros inseparables el resto de nuestros días.

Es un acierto pensar que el mejor momento de nuestras vidas para aprender a querernos es justo en esa época en la que nos estamos preparando para el largo camino que nos espera, y realmente este es un libro que tiene ese objetivo, que es fundamental para afrontar todos los obstáculos que a buen seguro nos vamos a encontrar.

Pero igualmente va dirigido a esos que, no siendo tan niños, aun no encontraron esa autoconfianza en sí mismos. La vida siempre puede ofrecernos oportunidades en cualquier punto del camino.

Trasladar a imágenes estos relatos de Alex y Francesc, por parte de setenta fotógrafas y fotógrafos, ha sido un reto que no solo ha servido para obtener las imágenes que forman esta exposición, sino que ha tocado lo más profundo del alma de las autoras y autores, quedándose en el imaginario de ellas y ellos para siempre.

La magia de la fusión de los textos y las imágenes crea una relación emocional que viaja por nuestros sentidos y los potencia, llegándonos a lo más profundo. Las diferentes interpretaciones, no hacen más que constatar que las realidades siempre pueden cambiar según como las veamos cada uno de nosotros, y eso es un punto para destacar, porque la diversidad nos enriquece.

Príncipes que quieren ser ranas, corazones que tienen ojos, mensajes en un anillo, grandes tesoros y árboles que tienen magia, ¿lobos buenos?, alegres ruiseñores, historias de ficción o ¿quizás son realidad? Que fina es la línea que divide esos dos mundos, y solo tú tienes la respuesta.

Las treinta y cinco fotógrafas y treinta y cinco fotógrafos que han desarrollado este proyecto no solo han participado, hoy se quieren algo mejor, y por eso, hoy te quieren a ti, algo mejor. 

Este proyecto que ha comisariado Fede, del libro de Alex Rovira con el mismo título, ha sido un bonito reto para mí. “El príncipe que quería ser rana” ha sido el que he interpretado con estas fotografías de una gran amiga, Teona. Se inauguró el 2 de noviembre de 2019 en Andorra, en el programa del Congreso de la Confederación Española de Fotografía.